“Escuela” (Fernando Savater)

Comentario del artículo publicado en El País (14/05/16) |

Los críticos más contundentes son quienes mejor han aprendido aquello de lo que se habla: por plácido que sea su talante, los que saben aritmética no aguantan a los que dicen que dos y dos son cinco. Y tienen sus razones. Son precisamente esas razones las que deben enseñarse en la escuela, porque con ellas vendrá por añadidura el espíritu crítico, que no es simple afán de contradicción.

Durante los últimos años se ha generado en el contexto educativo una dialéctica llamada a dar poco fruto: los que defienden lo “viejo” frente a los que defienden lo “nuevo”. Pero todos sabemos que ni lo nuevo es tan nuevo, ni lo viejo tan viejo; ni lo viejo tan ineficaz, ni lo nuevo tan útil y extraordinario. De por sí, la validez de los sistemas educativos y los métodos no los marca la añada. Hace unos meses tuve el placer de abrir una botella de cognac que esperaba pacientemente en una vitrina desde hace más de 50 años. Extraordinaria. Y con rabia hace unos días tuve que tirar a la basura dos reservas que apenas contaban con cinco años.

En la educación, como en las grandes aventuras de la vida, tenemos que mantenernos en una tensión continua: quien se resigne a permanecer sentado, esperando que suceda algo, se pierde lo mejor, porque incluso olvidará hasta lo que creía saber. Quien se lance sin freno en pos de novedades y entretenimientos, nunca tendrá tiempo suficiente para saborear, ni para aprender. Fernando Savater nos habla de razones. Hablemos de razones.

By | 2017-11-01T20:42:50+00:00 mayo 17th, 2016|Ojo Avizor|0 Comments

Leave A Comment