Una versión del Mago de Oz

Las emociones y los talentos se descubren de una manera muy especial en la etapa de Infantil

Este año algo ha sucedido en 2º de Infantil. Hemos decidido trabajar de manera significativa la expresión y el control de las emociones a través de una nueva versión del Mago de Oz. ¿Por qué este cuento? Porque los personajes que dan vida a esta preciosa historia buscan ciertos dones que creen no poseer. Poco a poco, aventura aquí y peripecia allá, experimentan todas las emociones: la alegría de encontrar a un amigo, la tristeza por no tener lo que desean, el asombro por lo que les sucede camino a Oz, el miedo por no encontrar lo que buscan, la seguridad de tener una familia que te quiere…

El primer día del proyecto, “los jovencitos” encontraron… ¿qué encontraron? ¡Un camino de baldosas amarillas y una niña al final de la senda! “¿A dónde llevaba ese camino?, ¿quién era aquella misteriosa niña?”, se preguntaban. Debían encontrar respuestas. Después de investigar,  con ayuda de sus padres y hermanos, descubrieron que la chiquilla era Dorothy, una pobre huérfana que emprendió un viaje muy largo para encontrar el valor de la familia. Y así empezaron a introducirse en el cuento, a conocer los entresijos de cada personaje. Todos los días, tras los recreos momentos donde surgen frecuentemente los conflictos–, hicimos varias asambleas para darles la oportunidad de explicar cómo se sentían en relación a lo que estábamos trabajando.

¡Y llegó el producto final! Todo proyecto, nos decimos siempre, debe concluir por todo lo alto, de forma atractiva. ¿Cómo finalizar a la altura de las expectativas que se habían creado? Con una gran representación teatral en la que participaron los tres cursos de Infantil. Fue bonito y, al mismo tiempo, útil para todos. ¿Qué novedad aporta un trabajo así? Para nosotras era fundamental que identificaran las emociones y los talentos que cada uno tiene, pero también era muy importante mostrar que los dones que buscaban los personajes fuera de sí mismos, en realidad ya los poseemos, no nos falta nada. En esta adaptación, donde toda la etapa representó por cursos a un personaje, vimos cómo el espantapájaros, el hombre de hojalata, el león y Dorothy, gracias a la familia y a los amigos que encontraron por el camino, reconocieron que esos talentos los tenían desde que nacieron. Además, en Oz encontraron al niño Jesús, que fue quien hizo posible que nos diéramos cuenta de ello y que disfrutáramos de ser como somos. En agradecimiento, todos los personajes le ofrecieron todos los dones que habían redescubierto.

Para el equipo de Infantil ha sido un proyecto que ha implicado mucho trabajo y una gran satisfacción. Sus frutos los hemos visto en el aula y en nosotras mismas.  Compartimos algunas impresiones de profesoras y padres tras la representación:

“Los niños de 2º de Infantil se han introducido en el Proyecto del Mago de Oz, en el que, a través de las emociones de cada mágico personaje que aparece en la historia, han trabajado valores como la amistad o la importancia de la familia, y han tomado conciencia de que todos “necesitamos amor, alguien que nos quiera y confianza en nosotros mismos”. Nos dimos cuenta de que con esta realidad viva en nuestros pasillos y en las aulas, teníamos delante el verdadero mensaje de la Navidad. Nos preparábamos para la llegada del Niño Jesús. Un niño que nace siempre es un inicio, y el nacimiento del Niño Jesús, aunque sería el final del camino y de nuestra obra, es el inicio de la Navidad. Los personajes realizan juntos un camino en el que surge la amistad. Eso que tanto buscaban, esos dones, ya les habían sido regalados y estaban en su interior. Él les mostró su Amor y lo entendieron. Todo el largo camino merece la pena por ver a ese Niño que es capaz, solamente con una mirada, de regalarnos todo cuanto necesitamos”.

“Adaptar la versión del Mago de Oz al encuentro de los personajes con el niño Jesús fue una maravillosa idea. Se esforzaron mucho en los ensayos, siempre con ganas y alegría, pues querían que sus familias disfrutaran de su actuación. Con la obra todos nos dimos cuenta de que ayudando al que lo necesita a acercarse a Dios siempre pasan cosas buenas.”

“Para mí, el festival de Navidad me descubrió una nueva forma de ver al Señor en las cosas más sencillas. Los niños me demostraron su capacidad de compromiso y su mejor hacer en todo momento, ensayando una y otra vez con ilusión, no importaba lo cansados que estuvieran. Buscaron hasta el final la sonrisa del otro, se comprometieron como si fueran adultos y demostraron que son únicos, especiales y que son capaces de lo que parece imposible.”

¡La función de Navidad! ¿Qué hacemos este año? Surgen las preguntas y todas empezamos a dar ideas, es un momento de energía, creatividad y trabajo en equipo. Cuando lo tenemos claro comenzamos a trabajar con nuestros alumnos. A quince días de la actuación surge la crisis, las dudas, el cansancio, el desánimo, los niños se cansan de subir y bajar escaleras, se les olvida la coreografía y los diálogos… Aparece el terror… ¡No va a salir! ¿Pero por qué hacemos esto? ¡Es el último año que nos metemos en este lío! Y cuando parece que el desánimo nos va a vencer, ocurre el Milagro de la Navidad. Surge la esperanza, estás hablando con los niños, repitiendo lo que ya has dicho muchas veces, pero hay ALGO nuevo, descubres que te miran, te escuchan, confían en ti y por ti van a volver a ensayar, en ese momento sientes que el amor y el afecto por ellos es mutuo, es real; y el último día, con el éxito del festival, solo puedes dar gracias a Dios, que, siendo Todopoderoso, se hace un bebé por Amor, para que yo sea capaz de enternecer mi corazón y entregarlo nuevamente a mis alumnos”

“Hay algo que siempre te deja boquiabierto, emocionado, sin palabras: la belleza que percibimos, la que vemos con nuestros propios ojos y que es igual para todos. Dios siempre se hace evidente en la belleza y, aparte de ser el Misterio de la Navidad, es lo que ha ocurrido para mí en el festival que hemos celebrado en el cole. Nuestra intención era que lo que había surgido en el proyecto de “El mago de Oz” (investigar por qué los personajes del cuento quieren un cerebro, un corazón, valor y hasta estar cerca de los seres queridos, para ser feliz. ¿Por qué añoramos un buen razonamiento, el verdadero afecto, valentía para afrontar las dificultades?¿Quién nos lo da?) se manifestara para despertar el deseo de nuestras familias. Una vez más, las primeras conmovidas y sorprendidas hemos sido nosotras porque ha sido ocasión del “despertar propio” y relación con padres, alumnos y compañeras”

“Una vez más, son los niños los que nos han enseñado a mirar hacia lo que realmente es importante. Tras la ilusión en la preparación, el agobio de algunos ensayos y los nervios por el resultado, llega el día de la función y ellos con su valentía, entusiasmo y amor nos emocionan al verles adorar al Niño, dando sentido a la Navidad”

“Primer trimestre, noviembre, pensando en la función de Navidad. Este año, el Mago de Oz y la Navidad. ¡Vaya reto! Nosotras nos sentimos los personajes del cuento. Fuimos espantapájaros: tuvimos que pensar cómo podíamos hacerlo. Fuimos leones: sentíamos miedo por no ser capaces de terminar a tiempo. Pero si teníamos corazón (gracias a ese niño que iba a nacer), con la ayuda de ese Niño fuimos capaces. Con ese amor y esa unión entre todos conseguimos una gran obra. Todos unidos: niños, profes y la colaboración de los padres. Un trabajo extraordinario. La conclusión es que, como decían nuestros niños, con confianza, valor y amor, se puede conseguir todo. No estamos solos. Juntos lo hemos conseguido”

“Terminamos recogiendo la propuesta que tanto nos ayuda de cara a esta Navidad: es imposible amar sin inteligencia porque el amor es razonable; es imposible amar sin corazón porque este es el mayor de nuestros deseos; y es imposible amar sin valentía porque en todo acto de amor hay que correr un riesgo: se trata de perder de uno mismo por un otro. Gracias”

Equipo de 2ª Ciclo de Infantil | Colegio San Ignacio de Loyola 

 

By | 2019-01-31T13:38:16+00:00 enero 31st, 2019|Educación en vivo|0 Comments

Leave A Comment